Análisis: “Canelo” Álvarez va por una tercera corona a su medida
Oct 09 2018 6:42 AM

Análisis: Canelo Álvarez va por una tercera corona a su medida -El anuncio de que el campeón medio del Consejo Mundial de boxeo (CMB)y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez subirá de categoría para enfrentarse al británico Rocky Fielding, tomó a algunos por sorpresa y ratificó aquello de que el negocio y la búsqueda de coronas fáciles se impone a lo deportivo.

En la pelea estará en juego el campeonato regular del súper medio de la AMB, y será el 15 de diciembre en el Madison Square Garden, Nueva York.

Primero se pensó que Canelo enfrentaría a un rival accesible como el canadiense David Lemieux en las 160 libras, pero la subida de peso y la búsqueda de otra corona parece una excelente jugada en todos los aspectos menos el competitivo.

Rocky Fielding marca un récord de (27-1, 15 KOs), mientras Álvarez llegará con (50-1-2, 34 KOs), pero en el papel luce un rival a la medida para que el mexicano se luzca, mientras decide si baja de nuevo a las 160 libras para la tercera pelea con Gennady Golovkin o se decide por otra movida inteligente.

Insistimos, en el plano deportivo no es lo mejor que pueden traerle a Canelo. Solo por citar dos ejemplos, en las 168 está el recién coronado campeón de la World Boxing Super Series Callum Smith y en las 160 estaba esperando el campeón interino del CMB, Jermal Charlo a quien le ordenaron pelear con Golovkin.

En el caso de Smith, vale consignar que es el verdadero campeón del súper medio de la AMB es Callum Smith y fue el rival que le quitó el invicto a Fielding.

Volviendo al británico es un boxeador que todavía no ha peleado fuera de Gran Bretaña, por ese motivo no es muy conocido. Además, Fielding se proclamó campeón regular tras imponerse a Tryon Zeuge, un hombre de poco brillo.

Sus rivales más conocidos a los que se ha enfrentado son Callum Smith, quien lo noqueo, y David Brophy y Brian Vera. Le dicen algo estos rivales? A nosotros muy poco.

En fin otra jugada inteligente de Canelo y su gente, que por cierto anuncian la inminente conquista de una tercera corona sin aclarar que es una faja de segundo nivel.

Corona a la medida. El negocio debe continuar.