Pronóstico: “El bombardero” Wilder debería noquear a Tyson Fury
Dec 01 2018 6:48 AM

Pronóstico: El bombardero Wilder debería noquear a Tyson Fury -La división de peso completo pasó un tiempo dormida, pero viene despertando y el 1 de diciembre tendremos una pelea entre dos mastodontes: uno, el estadounidense Deontay Wilder tira bombazos de principio a fin, el otro “el gitano” Tyson Fury pelea fuerte debajo del ring y sobre el cuadrilátero destaca por su destreza y sangre fría.

Una pelea de pronóstico reservado, pero no quiero concluir con decisiones salomónicas y seré claro en mis opiniones.
¿Quién saldrá con el brazo en alto? Ojala y tuviera una bola de cristal para anticipar el resultado, pero mucho dependerá de la forma en que se presente el británico tras un largo periodo de inactividad y un regreso ante figuras de poca monta en este 2018.
Vamos por partes:

Wilder tuvo una carrera como aficionado, que cerró con una medalla de bronce en la división de peso pesado (hasta 91 kg) en los Juegos Olímpicos de 2008. Por la forma en que ha eliminado a sus oponentes, algunos optimistas

De los comienzos de Tyson Luke Fury poco se habla. En la lista de olímpicos británicos se recuerda con particular fuerza al campeón de Londres 2012, Anthony Joshua, al titular de Sídney 2000, Audley Harrison y por supuesto a Lennox Lewis, una lista muy selecta de la que “El Gitano” no forma parte.

Estatura
Deontay Wilder es 6’7, 220 libras

Tyson Fury es de aproximadamente 6’9, 257 libras. Es realmente un peso completo gigante, pero lo que lo distingue es lo hábil y rápido que para sus proporciones.

Archivos
Wilder tiene marca de 40-0, con 39 victorias por nocaut.
Fury 27-0, con 19 victorias por nocaut. No se le conoce por su poder, sino por su enorme tamaño mezclado con una gran técnica y una gran destreza.

Análisis
Con un récord combinado de 67-0, quien gane esta pelea dará un paso significativo y tendrá pasaporte directo para enfrentar a Anthony Joshua.
Wilder no es técnicamente bueno, pero pega “patadas de mula”. Tuvo su primera prueba de fuego ante el veterano Luis Ortiz, y estuvo a punto de ser noqueado. En síntesis, la pelea estuvo a favor de Ortiz hasta que la mano derecha de Wilder, su arma letal, aterrizó y ahí mismo se le apagaron las luces a Ortiz.
Fury comienza sus combates mucho antes de subirse al ring, con una guerra verbal aterradora y desafíos que sacan de sus casillas al más centrado de los oponentes. Sobre el ring es astuto, sagaz, inteligente, rápido y muy mañoso.
Dos escenarios y … un ganador
Después de tantas explicaciones nos quedamos con dos escenarios. El primero, Wilder sale a cazar a Fury y lo noquea en 7 u 8 asaltos, cuando ya “El Gitano” sea presa de su falta de ring y los “bombazos” de Deontay terminen enviándolo a las duchas de manera anticipada.
Por otra parte, algunos menosprecian la capacidad de boxeo de Wilder o quizá las cosas que hace bien, entre ellas su buen golpe largo y las mejoras que ha tenido en el uso del uppercut.

Quienes apuestan por Fury, subrayan que ganará por decisión de 12 asaltos. De darse este escenario la pelea sería monótona, viendo a Wilder tirar a tumbar la cabeza y a Fury irse entre golpes pequeños y rectos.
Un punto importante serán los golpes al cuerpo. El que salga a trabajar al cuerpo y no necesariamente a tumbarle la cabeza a su rival llevará las de ganar.
Aquí no juegan factores como el escenario o quien pelea en casa. Fury apenas ha combatido fuera de casa tres veces, pero en una de estas salidas doblegó al entonces invencible Vladimir Klitschko, en Alemania, y antes había despachado por la vía del sueño a Steve Cunnighan en el Madison Square Garden, por cierto en una reyerta en la que fue lastimado.
A cualquier otro púgil pelear fuera de casa le puede afectar, pero no al “Gitano” Tyson Fury que domina los escenarios complicados a placer.
Mi pronóstico: Wilder por nocaut. No creo que a Fury le alcance la gasolina.

Pronóstico: El bombardero Wilder debería noquear a Tyson Fury